¿Cómo elegir el corrector de ojeras?

El corrector o tapa ojeras, todo un tema. Podría hacer un post interminable de cómo elegir y usar el corrector para las diferentes imperfecciones del rostro, pero creo que es mejor que empiece enfocándome en el trauma más común de todas: las ojeras.

Sea por genética, malos hábitos de sueño, alimentación y/o estrés, las ojeras son una pesadilla porque muchas veces proyectan un estado anímico o de cansancio que no es real.

Cómo elegir el corrector adecuado? Antes de eso, me gustaría comentar algunos mitos:
1) El color del corrector que se aplica en la zona de las ojeras tiene que ser más al menos 2 tonos más claro.
Este es uno de los mitos de más larga data que recuerdo, y de las más graves consecuencias. Grábate a fuego esto: a ojera clara, corrector claro, a oscura, corrector oscuro. Es decir, el tono de la ojera determina el color a aplicar y su intensidad, el que NUNCA tiene que ser más claro que el tono de la piel. El desde es, del tono de la piel a más oscuro.
Pero por qué es tan grave? Porque los colores claros destacan y atraen la atención, por lo que (sobre todo si eres muy ojerosa) inevitablemente, tus ojeras se magnificarán y notarán más, justamente todo lo contrario a lo  que quieres lograr. Los famosos ojos de mapache :S

2) Todas las personas necesitan corrector
No es así. Uno se trauma tanto con el tema de las ojeras, que se mete en la cabeza que necesita el corrector, sí o sí. A veces la misma base basta. Y punto. No hay que saturar a la piel de producto.

3) El corrector se aplica siempre después de la base
Depende. Si eres demasiado ojerosa, sugiero aplicar una capa previa de corrector, luego base y corrector nuevamente.

4) Un mismo corrector sirve para perfeccionar ojeras, manchas, granos y otras imperfecciones.
No es así. El color de las manchas, rojeces y granos son de diferente color a las ojeras y es por eso que necesitan de otro corrector.

Un breve repaso de la teoría del color

Esto es clave para entender por qué tienes que elegir un color sobre otro. Existen los colores primarios: rojo, amarillo y azul. Y los secundarios que se forman por la mezcla de éstos:
Naranja (rojo + amarillo)
Violeta (rojo + azul)
Verde (azul + amarillo)

Para corregir cualquier tipo de imperfección, se utilizan los colores complementarios, que en palabras simples se definen por la contraposición de un primario con un secundario, en que el secundario no contenga en su “mezcla” a ese mismo color primario.
Rojo- verde (azul + amarillo)
Amarillo- violeta (rojo + azul)
Azul- naranja  (rojo + amarillo)

Tipos de ojeras y cómo se corrigen
Esta clasificación es mía, no es de libro por si acaso 😉
1) Neutras: las se marcan muy poco y tienen la característica leve línea rojiza o un poco oscura justo debajo de la línea de las pestañas inferiores.
Por lo general se neutralizan fácilmente con la misma base o un corrector de mayor cobertura en el mismo tono de tu piel.

2) Oscuras: las de color café, moradas y azuladas.
Se disimulan con un corrector en tono naranja, o amarillo oscuro en el caso de las moradas más leves.

3) Traslúcidas o venosas: se caracterizan porque las venas se notan más de lo habitual en la zona del contorno, sea justo abajo de las pestañas inferiores o bien en el ángulo interno cerca del lagrimal. Lo común es que se presenten con más frecuencia en personas de piel clara.

Como las venas suelen ser de color verde, la teoría dice que se deben corregir con rojo. Pero la en la práctica, no es un color que favorezca mucho en la zona de los ojos, pues la mirada se ve más cansada y hasta irritada. Por eso, para pre-corregir, hay que usar un corrector de fondo rosado, para luego cubrir con un poco de base y difuminar.

Espero que con estos tips logres encontrar tu corrector de ojeras ideal. No olvides sellar con polvo compacto con leve color o traslúcido para que te dure más 😉

Laura Boettiger

Co-creadora del blog y maquilladora hace 9 años. Adicta a los labiales, primers, productos para las ojeras y el brillo. Edad: 33 años. Tipo de piel: mixta grasa. Preocupaciones en piel: brillo indeseado, hidratación, poros y firmeza.