Se viene el verano…ojo con el sol!

Antes que Coco Chanel regresara de sus vacaciones imponiendo la moda del bronceado, lo elegante y saludable eran las pieles claras y más pálidas.


Tengo que reconocer que por varios años fui adicta al sol, playa en verano y solarium en invierno; mi piel no descansaba. Hoy puedo decir que estoy rehabilitada… Me costó darme cuenta que verse saludable no tiene que ver con estar “bien quemada” sino que con mantener mi piel luminosa, pareja y con la menor cantidad de arrugas posibles.

Mi color es casi transparente y como la mayoría de las mujeres, sufro un poco con el tono verdoso en invierno. Pero no hay que afligirse porque esto se puede combatir con un maquillaje que incluya polvos bronceantes o un buen autobronceante, ambos productos aplicados en la cantidad y forma adecuada.

Cuando estamos muy bronceadas, nos creemos la muerte y estamos felices, porque se escucha la frase ¡qué envidia tu color! Pero la verdad es que esa felicidad es transitoria, y si eres muy adicta al sol en poco tiempo vas a a ver los efectos: manchas, arrugas y opacidad de la piel.

Por eso, sí o sí, los protectores solares tienen que ser parte de tu cuidado diario. Si bien muchas cremas traen incorporado un factor de protección en general, son mínimos y hoy debido a que la radiación ultravioleta está cada vez más peligrosa, nadie debiera circular con un FPS más bajo que 30.

¿Cuándo se usa? Después de la crema y antes del maquillaje. Idealmente se debe aplicar unos 30 minutos antes de que tu piel haga contacto con el sol. Eso sí, cuando te vayas a meter al agua, vayas a la playa o estés en la nieve, hay que repetir la aplicación aproximadamente cada 2 horas.

No olvides proteger zonas menos visibles como cuello, escote y orejas. Pon también atención especial en tus manos.
¿Qué cantidad debo aplicar en la cara? Como mínimo la medida de una cuchara de té.

Hoy en día encontramos protectores solares en gran variedad. Para el cuerpo no importa que sean un poco más densos, pero para la cara lo mejor es optar por texturas más fluídas y en caso de las pieles mixtas y grasas, que además sean oil free (libres de aceites). Los brillos desagradables que aparecen al aplicarse los bronceadores se bajan con polvos translúcidos incoloros o del color de tu piel.

Ahora que empieza septiembre y los esperados días de sol llegan para quedarse, te recomiendo complementar este cuidado diario con el uso de anteojos de sol. Además de cuidar tu vista, estarás protegiendo la piel de alrededor de los ojos que por ser tan delgada tiende a arrugarse con mayor facilidad.

Make up Insiders

Post comunes por el equipo de Make up Insiders. Recuerda seguirnos por todas las redes sociales para no perderte ningún detalle de lo nuevo, lo in y lo mejor! :)

  • Fabi

    Totalmente cierto !!
    pero parece que es como a los 25 que nos damos cuenta de la importancia de protegernos del sol..
    ántes tomaba sol y mi máxima felicidad era cuando mis amigas me decían “que negra !!”
    pero después me comenzaron a salir muchas manchas (no solo en la cara) y algunas arruguitas, que puede que ahora pasen piola..pero a los 40 NOOOO !
    es clave usar factor !

  • Cual factor recomeindan para la cara de uso diario?

  • A mí me gusta el City Block de Clinique, es oil free y tiene una pisca de color. Es factor 25 y cero pegote…

  • Isa

    Yo recomiendo usar factor 25 como mínimo. En mi caso, ocupo bloqueador 50 todos los días y el que me ha dado excelentes resultados es de la marca URIAGE oil free. No tiene olor y se esparce con facilidad.
    Otra buena alternativa es el Anthelios fluído extremo de La Roche – Posay.